• 2 octubre, 2023

Abinader canta a democracia; y su gente en el coro: yo lo sabía, yo lo sabía

Abinader canta a democracia; y su gente en el coro: yo lo sabía, yo lo sabía

Por: Juan Manuel Garcia

Cuando los acontecimientos son buenos, cuando las conclusiones hacen felices a muchas gentes, se suele exclamar: Yo lo sabía, yo lo sabía. Es una manera de ponerse adelante, y siempre sentirse ufano por ser parte del trabajo para conseguir buenos resultados. Y si son óptimos resultados, pues mucho mejor.

Es lo que ocurre con la nítida convención en la que el Partido Revolucionario Moderno (PRM), abrió puertas a tres millones de personas para que le dijeran a la organización política que Luis Abinader será el próximo presidente de la República.

¿Los haitianos y el Canal Dajabón? Eso es parte del trote, para el indómito corcel, bien atado como está, en el cinto. Y el diestro hombre que lo cabalga, con el fuste en la mano.

Luis Abinader, a quien todas las encuestas de preferencias vienen colocando hace rato encima de todos los políticos que no encuentran cómo zapateárselo de encima con esa preferencia, y no lo consiguen ni con empujones, ya está alistado para los comicios del 19 de mayo del 2024. (Abinader: 53.1%, Leonel: 20.9% y Abel: 16.7%, según ABC Marketing[1]; Markestrategia: Luis 54.6%, Leonel 24.8%, Abel 12.5%[2]; Sistemas Globales (SISGLO)[3]; Estudios e Investigaciones Profesionales ACXIONA; 53% del favor del electorado en Distrito Nacional por encima del exmandatario Leonel Fernández, del Partido Fuerza del Pueblo, quien obtendría un 22%[4]. Eso, dicho sea de paso, se veía desde lejos, cuando Encuesta Gallup colocó a Abinader a la delantera para elecciones 2024, con un 47.7%; Leonel Fernández con un 28.9%, y un 19.0% por Abel Martínez.[5])

Dice Abinader que el resultado de la convención consagró el día 1 de octubre del 2023, como “un día importante en la historia, ya que se justificó la celebración de una fiesta de la democracia, no sólo en el Partido, sino en la República Dominicana”. Presidente, pero eso también había ocurrido en su partido en las primarias del 2015 y del 2019, cuando Usted también ganó la candidatura.

Juancito el caminador, que pudo ser cualquiera de los 3,086,136 votantes que pasarían por las 5,149 mesas electorales, distribuidas en el territorio nacional, con un horario de votación desde las 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, ya a las 9 de la mañana, habían doblado y depositado el voto con la marca en el número uno. Se sentía triunfador con Abinader en la mente. Y a la nochecita, cuando los medios decían los resultados totales de la votación, murmuraba para sí: “Yo lo sabía. Yo lo sabía…”

Abinader, su gallo, se había alzado con el más del 90 por ciento de los votos. Un golpe de bolsón. Y el millón que no acudió a votar por la candidatura de Abinader, estando convocado, lo hizo estando presa de esa arritmia que se apodera del ser humano cuando cree que él no es necesario. Y como Juancito el caminador, hace eco también siguiendo el murmullo que reza: “Yo lo sabía…”.

Y con él, quedaron confirmados los vaticinios: Abinader está autorizado a buscar la reelección. Debidamente legitimado por la Ley y por sus gentes.

Los otros tres candidatos contendores, Guido Gómez Mazara tenía (5.55 %), Ramón Alburquerque (2.21 %) y Delia Josefina Ortiz (1.42 %), gallos de pelea que también son garantías democráticas en el PRM, recibieron de Abinader, su ramo de olivo. Y se acotejaron en sus posiciones, para continuar insertados en el proceso.

De esa manera, el actual presidente de la República conseguía que su partido PRM, consultando a más de tres millones de dominicanos, lo catapulte en su decisión de repetir en el control del Poder Ejecutivo, en su país. Encabezando lo que él y los suyos denominan “el cambio”, en un mundo signado por los cambios en todos los rincones.

Pero no fue él solo. Todo un aparato humano y de instrumentos contribuyó sin saberlo, a este impulso que continuará: 48,316 personas; 25,745 funcionarios de las mesas electorales, 308 soportes, 2,433 técnicos, 1,849 facilitadores, 15,235 miembros de la Policía Militar Electoral (PME), 1,428 miembros titulares y suplentes de las 158 Juntas Electorales, 1,080 secretarios y sus respectivos suplentes, servidores de las Juntas Electorales y 238 empleados de logística.

Fue el resultado de unas primarias. El que viene atrás, que arreé. Por lo que falta por hacer. Sabiendo que Abinader es un hueso duro de roer, quien viene montado en tres años de ejecutorias palpables, sacando de abajo. Y seguimos hablando y contando.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *