• 1 diciembre, 2023

Bajo el lema “En comunidad construimos una escuela de cuidado y calidad”, la Asociación Fe y Alegría Dominicana celebró su Primer Congreso de Buenas Prácticas Educativas

Bajo el lema “En comunidad construimos una escuela de cuidado y calidad”, la Asociación Fe y Alegría Dominicana celebró su Primer Congreso de Buenas Prácticas Educativas

 El centro educativo ha presentaron unas 13 experiencias que sirven de modelo para una educación de calidad y de cuidado.

Entre las experiencias que se presentaron en el congreso se destacan los temas de calidad educativa y cuidado, gestión educativa, atención integral y de calidad al proceso de enseñanza-aprendizaje en primaria y secundaria, acompañamiento pedagógico, prevención de abuso a menores de edad, pedagogía del cuidado, liderazgo y empoderamiento juvenil, equidad e igualdad de género, convivencia y ciudadanía, pedagogía del cuidado y la reconciliación y la relación de la escuela con la comunidad.

“Este congreso, representa para nuestra institución, una gran oportunidad de exponer el trabajo que realizamos en las 65 escuelas que gestionamos, de las que hemos tomado una muestra de 13 buenas prácticas, de acuerdo a una serie temáticas que trabajamos desde nuestra acción misional y federativa, las cuales tienen que ver directamente con los aprendizajes de nuestros estudiantes en el aula, otros con los valores y relaciones que se producen desde la escuela con la comunidad, así como con el crecimiento de los y las estudiantes con su entorno y consigo mismo”, destacó el Padre José Ramón López, Director Nacional de Fe y Alegría en el país.

Como institución y movimiento internacional, Fe y Alegría ha apostado por la construcción de una escuela de calidad y cuidado, para lo cual viene desarrollado diversos programas y proyectos cuyos frutos fueron expuestos durante el evento para el beneficio de todo el sistema educativo dominicano.

“En los últimos cinco años, hemos articulado una propuesta educativa en torno a una escuela de la calidad y al cuidado, en la que se forma la integralidad de la persona, potenciando el desarrollo pleno de todas sus dimensiones, favoreciendo la apropiación y construcción personal y colectiva de conocimientos, actitudes y habilidades; para garantizar una mejor calidad de vida personal y de la comunidad, comprometiendo a las personas en la construcción de una sociedad más justa y humana, así damos cumplimiento al sueño de nuestro fundador el padre José María Vélaz de la que educación de los pobres no sea una pobre educación”, afirmó López.

Durante el evento se presentaron diversos testimonios de egresados de las escuelas de Fe y Alegría, quienes resaltaron el impacto de una educación de calidad y cuidado en sus vidas y comunidades. Adicionalmente, se realizaron actos culturales por el Ballet Folclórico de estudiantes del Politécnico San José Fe y Alegría de Pantoja y la presentación por primera vez de la nueva Orquesta Joven de Fe y Alegría, integrada por más de 90 estudiantes de diversas escuelas de la Asociación.

Durante la intervención de Sonia Adames, Encargada Pedagógica de Fe y Alegría, comentó que “la educación de calidad es la que se caracteriza por una práctica educativa y de promoción social entendidas como proceso concientizador, transformador, participativo, solidario, reflexivo, relevante, creativo, equitativo, eficiente y eficaz, elaborado desde y con los excluidos, que promueve un liderazgo grupal sin exclusión, donde cada uno tiene un lugar en el quehacer de la comunidad, tal como dicta nuestro Sistema de Mejora de la Calidad Educativa”.

Al evento, realizado el jueves 30 de noviembre, en el Auditorio Manuel del Cabral, de la Biblioteca Pedro Mir, de la UASD con la colaboración de la Generalitat de Valencia y Entreculturas de España, se dieron cita más de 300 personas entre importantes instituciones, autoridades, representantes del sector educativo nacional y de la sociedad civil, comprometidos con la calidad de la educación.

Fe y Alegría es un movimiento internacional de educación popular y promoción social, gestionado por la Compañía de Jesús, en colaboración con diversas personas e instituciones comprometidas con la construcción de un mundo más humano y justo; promoviendo y defendiendo la universalidad del derecho a la educación de calidad como bien público. En la República Dominicana lleva más de tres décadas transformando vidas y comunidades.