• 14 febrero, 2024

Desborde de emociones en el Primer Concierto Sinfónico de Orquesta Joven Filarmónica de Fe y Alegría Dominicana

Desborde de emociones en el Primer Concierto Sinfónico de Orquesta Joven Filarmónica    de Fe y Alegría Dominicana

 

En un esfuerzo continuo por tejer notas de esperanza y transformar vidas, Fe y Alegría Dominicana presentó este martes 13 de febrero su Primer Concierto Sinfónico de su Orquesta Joven Filarmónica.

El evento contó con una masiva asistencia, en el auditorio del Pabellón de la Fama del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, donde se dieron cita autoridades estatales, líderes eclesiales, empresarios y representantes de la sociedad civil en apoyo a los más de 120 talentosos/as jóvenes que conforman la Orquesta Joven Filarmónica de Fe y Alegría.

Con la cálida y entusiasta animación de los reconocidos comunicadores Jatnna Tavares y Néstor Estévez, se dio apertura al concierto, para dar paso a las palabras del Director Nacional de Fe y Alegría el Padre José Ramón López, sj, quien agradeció a público presente y ofreció unas palabras de motivación para todos/as los/as estudiantes y personal docente que integran el programa de formación musical.

“Con el programa “Armonía Social – notas que transforman vidas” procuramos el desarrollo integral de la niñez y la adolescencia de las comunidades educativas que acompañamos, mediante la implementación de un sistema de enseñanza musical colectivo que le permita al alumnado desarrollar el sentido de identidad y pertenencia, entendiendo a la música no sólo como un fin sino un medio para lograr una sociedad más justa igualitaria”, afirmó el Padre
López.

Bajo la dirección del maestro Francisco Rojas, la orquesta entonó las notas de “Happy Blue” de Frost; “Tedeum Charpentier” autoría de Marc-Antoine Charpentier; “Farandole” de Georges Bizet y la Sinfonía “Nuevo Mundo” de Antonín Dvorák. También entonaron las notas de “Teleman” de Gerog Philipp Teleman y “Gipssy Overture” de Jule Styne.

Bajo la dirección del maestro Pedro Blanco se disfrutó de “Judas Macabeo” de Georg Friedrich Händel, sumándose a estas notas, las melódicas voces del coro de más de 60 jóvenes de tres escuelas de Fe y Alegría. Finalmente, nuestro folklore se hizo presente con las piezas de “Arroyito Cristalino” de Arcadio Franco y “Compadre Pedro Juan” de Luis Felipe Alberti.

Las más de 400 personas presentes ovacionaron a estos/as jóvenes talentosos/as, estudiantes de los centros: La Inmaculada Fe y Alegría de los Frailes II en Santo Domingo Este; Rosario Torres Fe y Alegría de Guachupita; Domingo Savio Fe y Alegría de Los Guandules; San José Fe y Alegría de Pantoja; Los Mameyes Fe y Alegría del sector del mismo nombre en Santo Domingo y del centro Astin Jacobo Fe y Alegría del Municipio de Consuelo en San Pedro de Macorís, quienes compartieron su armonía y destreza musical en una velada que no sólo deleitó los oídos, sino también los corazones de los/as presentes.

En el marco de este evento, se hizo entrega de reconocimientos como embajadores del programa, a siete empresarios y personalidades de diversos países que se han sumado apoyando la formación musical y de valores. Además, se presentaron los testimonios de Ricardo Capellán, estudiante y Brenda Castillo docente, ambos del centro educativo La Inmaculada Fe y Alegría, Los Frailes, SDE, así como de Andry Misael, estudiante del centro educativo Astin Jacobo Fe y Alegría de San Pedro de Macorís, Zona Este, quienes gracias a este programa resultaron ganadores de la beca “Tour de Alemania de octubre 2024”.

Este concierto, es más que una presentación; es un testimonio de la capacidad transformadora de la música gracias al programa auspiciado por la Fundación Corazones, quienes junto a Fe y Alegría buscan expandir núcleos musicales en cada una de las escuelas que gestiona para conformar la Orquesta Nacional Joven Filarmónica de estudiantes de zonas de alta vulnerabilidad y exclusión social.