• 11 marzo, 2024

El Caricom impulsa grupos haitianos acuerden en la conformación de un gobierno colectivo

El Caricom impulsa grupos haitianos acuerden en la conformación de un gobierno colectivo

Santo Domingo.-Mientras las pandillas continúan ganando terreno en Puerto Príncipe, su primer ministro Ariel Henry continúa en Puerto Rico mientras su destitución de hecho parece materializarse con la anuencia implícita de Estados Unidos.
El Caricom ha estado impulsando que los grupos haitianos se pongan de acuerdo en la conformación de un gobierno colectivo en el que se excluye a Henry, pero durante el fin de semana tuvo que lidiar con la imposibilidad de ponerse de acuerdo.
Este lunes se espera que se pueda recibir una propuesta para ser discutida en Jamaica que permita la conformación de un consejo de gobierno con la participación de representantes de colectivos políticos y de la sociedad civil, sin embargo alrededor de esas negociaciones se mantiene el peso de las pandillas armadas que controlan la mayor parte del territorio haitiano.
Entre las propuestas que se han discutido se encuentra incluir una representación de los grupos que llegaron a consenso para instaurar en el poder a Henry hace 30 meses luego del magnicidio de Jovenal Moïse, otro de la Familia Lavalás (agrupación fundada por el expresidente Jean Beltrán Aristide), así como el denominado “Acuerdo de Montaña” y otras fuerzas políticas.
Esos movimientos son una especie de reconocimiento a la destitución de Henry, quien debió mudarse del hotel en el que estaba alojado en Puerto Rico debido a protestas de grupos haitianos residentes en esa isla que reclamaban su renuncia.
Henry está custodiado por agentes de seguridad del Gobierno federal.
Estados Unidos
Militares estadounidenses fueron desplegados en Puerto Príncipe el pasado sábado para reforzar la seguridad de la Embajada de Estados Unidos y evacuar al personal no esencial, en un momento en que las bandas armadas han convertido las calles en un campo de batalla.
El objetivo de la operación era fortalecer la seguridad de la embajada para garantizar que siga funcionando, según explicó en un comunicado el Comando Sur de Estados Unidos, responsable de las operaciones en Latinoamérica. Además, la operación buscaba asegurar la salida del país del personal no esencial.
En medio de la situación, el Gobierno de Haití extendió el estado de excepción y el toque de queda para tratar de frenar los violentos ataques de pandillas que han paralizado a la capital en medio de una feroz pugna por el poder.
El papa Francisco instó ayer a un “apoyo renovado de la comunidad internacional” para conseguir “la paz y la reconciliación” en Haití, donde reinan la violencia y el caos desatados por las bandas armadas, causando varios muertos en los últimos días.
“Sigo con preocupación y dolor la grave crisis que golpea a Haití y los violentos episodios sucedidos en los últimos días.
Me siento cercano a la Iglesia y al querido pueblo haitiano, que desde hace años está sometido al sufrimiento”, dijo el pontífice tras el rezo dominical del Ángelus en el Vaticano.
El papa invitó a “rezar por la intercesión de la Virgen del Perpetuo Socorro”. Pidió el cese de toda clase de violencia y retorne la paz en Haití.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *