• 25 octubre, 2023

LA DISPUTA POR EL ESEQUIBO ENTRE GUYANA Y VENEZUELA

 

Consumadas las primarias opositoras, el gobierno de Nicolás Maduro y el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) aceleran la estrategia de convocar a un referendo consultivo que aviva la disputa territorial con Guyana, para intentar movilizar a la población, según análisis, a través de la exaltación del nacionalismo.

De allí que el presidente de la Asamblea Nacional (AN) que convoca al referendo popular, Jorge Rodríguez, ha llamado a que cualquier persona, sin distingo político, apoye la defensa del territorio Esequibo con su voto.

¿Cómo se produce esta convocatoria a referendo? ¿Qué se propone el chavismo? ¿Qué se pregunta? ¿Por qué la pregunta 5 es la más polémica? A continuación algunas claves.

¿Cómo inicia ruta hacia el referendo?

La AN de 2020, con mayoría del chavismo aprobó el pasado 21 de septiembre, la convocatoria a referendo, en respuesta a declaraciones del subsecretario de Estado de Estados Unidos, Brian Nichols, quien expresó el apoyo a Guyana en la disputa territorial y afirmó que ese país tenía derecho a la explotación de los recursos naturales en la zona en reclamación.

«EE.UU. apoya el derecho soberano de Guyana a desarrollar sus propios recursos naturales. Los esfuerzos por infringir la soberanía de Guyana son inaceptables. Hacemos un llamado a Venezuela para que respete el derecho internacional, incluido el laudo arbitral de 1899 y el proceso en curso de la CIJ (Corte Internacional de Justicia) entre Guyana y Venezuela», escribió el subsecretario de Estado.

Rodríguez lo tildó de «injerencista, ignorante e insolente» y le advirtió que Venezuela no se arrodillará.

La convocatoria a referendo se da en momentos en que cursa un juicio en la CIJ que se declaró competente en 2020, para conocer sobre la disputa territorial entre Venezuela y Guyana por el Esequibo.

El 8 de abril de 2024 el gobierno de Venezuela debe presentar ante la CIJ su contestación con argumentos y pruebas, en respuesta a la demanda presentada por Guyana para que se valide el laudo arbitral de París de 1899, que le concede dominio sobre el territorio Esequibo y que Venezuela desconoce. Posteriormente la Corte debe tomar una decisión.

¿Es constitucional la iniciativa?

«El derecho internacional no prohíbe o limita expresamente la realización de un referéndum consultivo de esta naturaleza, pero la eventual creación de un estado (Guayana Esequiba) y la implementación de un plan que suponga que autoridades civiles o militares venezolanas estén presentes en un territorio que está en disputa, sí podría entrar en contravención con el derecho internacional, especialmente teniendo en cuenta que la disputa territorial actualmente está siendo dirimida por la CIJ», señaló el abogado experto en derecho internacional, Mariano de Alba.

Para el abogado constitucionalista, Juan Manuel Raffalli, en cambio, el objeto del referendo previsto en el artículo 71 de la Carta Magna, no es constitucional porque no se puede, sostuvo, consultar a la población sobre una materia que no admite una respuesta negativa, como lo es la defensa del territorio.

¿Cuáles son las preguntas?

Este 23 de octubre, el presidente del CNE, Elvis Amoroso, anunció la aprobación de cinco preguntas para el referendo. La polémica es la número 5, por cuanto consulta sobre la creación del estado «Guayana Esequiba», lo cual incluye un plan «acelerado» de atención integral a los habitantes de la zona en reclamación y abarca el otorgamiento de la nacionalidad y de cédula de identidad, además de incorporar el estado al mapa actual de Venezuela.

El resto de las preguntas (1,2,3 y 4) instan al rechazo del Laudo Arbitral de París de 1899; el apoyo al Acuerdo de Ginebra de 1966; no reconocimiento a la jurisdicción de la CIJ para decidir sobre la disputa territorial y rechazo a la «pretensión» de Guyana de disponer de un mar pendiente por delimitar.

Amoroso indicó que fueron enviadas al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para que declare la constitucionalidad de las interrogantes. El CNE se declaró en sesión permanente para la organización del referendo previsto para el domingo 3 de diciembre.

¿Se puede crear el estado Guayana Esequiba?

Sobre la creación de un nuevo estado para Venezuela, Raffalli indicó que para anexar la zona en reclamación, en lo institucional, previamente se debe reformar la Constitución así como la Ley Orgánica para la Ordenación del Territorio.

Pero en la práctica, advirtió, será muy difícil para el gobierno venezolano materializar la medida porque un estado requiere de un territorio donde el Estado nacional ejerza plena soberanía (control), una población definida, contar con un gobernador y alcaldes electos por el voto popular y una Constitución regional propia.

«¿Cómo hará el gobierno para tener el control de ese territorio que está en reclamación? ¿Tendrá una confrontación directa con Guyana? porque lo demás es que esto solo quede en el plano institucional y declarativo que solo puede servir para ratificar la posición de Venezuela sobre la zona, pero formar un estado desde el punto de vista material implica una confrontación directa con Guyana», recalcó.

Acotó que en lo institucional se le podría dar nacionalidad y cédula a los habitantes del Esequibo, pero estableciendo un mecanismo para que estas personas vengan a Venezuela a realizar el trámite, incluso sin la necesidad de crear un estado como tal. Dijo que otorgar nacionalidad y cédula puede considerarse un avance, pero tampoco, afirmó, se puede vender la idea de que el Esequibo se recuperará solo porque se cree un estado o el gobierno de Maduro lo decrete. Recordó que la disputa territorial es de largo aliento.

«Si el gobierno tiene voluntad política y las fuerzas armadas están dispuestas a garantizar la seguridad de actividades de autoridades venezolanas en el territorio Esequibo, no veo mayores obstáculos para que la AN, controlada por el gobierno, cree el estado y otorgue la ciudadanía y la cédula de identidad a individuos en ese territorio. Una incógnita es si los habitantes del territorio en reclamación querrán obtener la ciudadanía venezolana y si las fuerzas de seguridad de Guyana responderían», acotó De Alba.

¿Referendo afecta juicio en la CIJ?

Ante el proceso judicial en la CIJ sobre el conflicto limítrofe, De Alba indicó que Guyana puede solicitar a la Corte medidas provisionales, ordenándole a Venezuela que detenga y se abstenga de realizar acciones como el referendo y la creación del nuevo estado, mientras el juicio está en curso.

Sin embargo, advirtió que Guyana tendría que demostrar que esas acciones le ocasionan o tienen el riesgo de ocasionarle un daño irreparable a los derechos que reclama sobre el territorio.

Un detalle crucial en este sentido, apuntó, es que, aunque Venezuela ha mantenido una reclamación histórica sobre ese territorio durante años, es Guyana la que ha ejercido soberanía sobre al menos la mayoría de ese territorio durante años.

«Si el referéndum tiene incidencia en el proceso ante la CIJ, probablemente será porque Guyana reclame que su realización y las potenciales acciones que se deriven de la consulta afectan sus derechos. Sin embargo, el referéndum y sus posibles resultados no vinculan a la Corte, que fundamentalmente está llamada a decidir si el laudo arbitral de 1899 es válido o no. El Estado venezolano debería estar concentrando todas sus energías y esfuerzos en preparar sus mejores argumentos y pruebas para presentarlos a la Corte en el plazo previsto, que vence el próximo 8 de abril de 2024», dijo.

Raffalli mencionó que al menos espera que la estrategia del referendo haya sido consultada con los abogados que representan a Venezuela ante la CIJ y que de ser desfavorable una sentencia de la Corte, será mucho más difícil tomar posesión de ese territorio en reclamación y declararlo estado.

¿Qué se propone el chavismo?

Raffalli se pregunta por qué ahora el gobierno de Maduro decide radicalizar la disputa territorial con Guyana, ante lo cual no descarta intereses políticos, dada la cercanía de las elecciones presidenciales de 2024. Se pregunta igualmente si lo que se busca es «exacerbar el nacionalismo a favor del poder».

Para De Alba «es preocupante» que el gobierno de Maduro esté «preparando el terreno» para escalar el conflicto territorial con Guyana, involucrando a la Fuerza Armada venezolana.

Advirtió sobre una respuesta proporcional de Guyana, que podría contar con el apoyo de la comunidad internacional, con una «condena» a las acciones de Venezuela y el exhorto a la CIJ para que resuelva el diferendo definitivamente.

«Segundo, porque tensiones o eventuales enfrentamientos con las fuerzas de seguridad de un país vecino podría impactar a la crisis política venezolana, con el gobierno de Maduro aprovechando la disputa con fines políticos, cuando en el año 2024 deben realizarse unas elecciones presidenciales», coincidió.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *