• 5 enero, 2024

Megadecreto de Milei sufre un segundo revés judicial en su capítulo laboral

Megadecreto de Milei sufre un segundo revés judicial en su capítulo laboral

La Justicia argentina dictó este jueves una nueva medida cautelar que invalida el capítulo en materia laboral de un extenso decreto del presidente Javier Milei que, entre otras 300 modificaciones, introduce una reforma rechazada por los sindicatos.

La decisión de la Cámara de Apelaciones del Trabajo responde al recurso de amparo presentado por la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina (CTA) contra el megadecreto de necesidad y urgencia (DNU) que entró en vigor el viernes pasado.

El fallo del jueves se convirtió así en la segunda medida cautelar luego de que el miércoles la misma Cámara fallara a favor de otro amparo presentado por la principal central obrera de Argentina, la Confederación General del Trabajo (CGT).

El procurador general del Tesoro -principal representante legal del Estado-, Rodolfo Barra, aseguró a la AFP que apelarán la decisión del miércoles, aunque todavía no se ha expedido sobre la segunda medida.

La suspensión es una medida provisoria hasta que se discuta la validez del DNU en el Congreso.

“Yo no quiero una Argentina con 98% de pobres y la mitad de indigentes”, dijo, y sostuvo que el gobierno trabaja “un brazo partido para evitar la crisis”.

Presentado en un contexto de grave crisis económica en Argentina con una inflación anual que supera el 160% y una pobreza del 40%, el megadecreto de Milei también abre las puertas a la privatización de empresas públicas y deroga leyes de protección a los consumidores contra aumentos. abusivos de precios.

La mañana del jueves, en declaraciones a la prensa, Milei aseguró que es consciente de que una gran parte de la población sufre muchas de las decisiones tomadas por el gobierno, pero que “no hacer nada o hacer lo mismo que veníamos haciendo iba a ser infinitamente peor”.

“Yo no quiero una Argentina con 98% de pobres y la mitad de indigentes”, dijo, y sostuvo que el gobierno trabaja “un brazo partido para evitar la crisis”.

“Y lo estamos logrando”, añadió, al asegurar que las mejoras se verán en 15 años.