Ministro de Defensa destaca compromiso de las Fuerzas Armadas dominicanas con la protección y promoción de los derechos humanos

Ministro de Defensa destaca compromiso de las Fuerzas Armadas dominicanas con la protección y promoción de los derechos humanos

SANTO DOMINGO. D.N. – El ministro de Defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa, ERD, resaltó que las Fuerzas Armadas de República Dominicana tienen un firme compromiso de educar y fomentar la protección de los derechos humanos.

Al pronunciar las palabras de apertura de la “Conferencia de Derechos Humanos del Caribe”, que organiza el Ministerio de Defensa (MIDE), a través de la Escuela de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario (EGDDHHyDIH) y el Comando Sur de los Estados Unidos, dijo que ese accionar lo reconocen organismos nacionales y extranjeros.

En ese escenario, llamó a conformar un frente común para superar las barreras que imposibilitan el logro y disfrute pleno de los derechos humanos en la región del Caribe sin importar origen, lugar de residencia, color, religión, idioma, género o cualquier otra condición.

“Desde este Ministerio de Defensa enfatizamos la importancia de la cooperación y el trabajo conjunto entre nuestras naciones porque sólo a través de la cooperación regional y el intercambio de conocimientos y mejores prácticas podremos abordar de manera efectiva los desafíos que enfrentamos en materia de derechos humanos”, expresó Díaz Morfa.

Recordó lo que hoy es la República Dominicana, donde Fray Antón de Montesinos levantó su voz con un mensaje en defensa de los derechos de los habitantes originales del territorio que acoge esta conferencia y que en el tiempo se extendió por toda América.

Agradeció la selección de la EGDDHHyDIH, de la Universidad Nacional para la Defensa (UNADE) del MIDE como coanfitrión de una actividad que trasciende por la importancia del tema que aborda para todos los ciudadanos del Caribe, el continente americano y el mundo.

De su lado, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, destacó el clima de respeto que vive la República Dominicana desde 1978 gracias al respaldo de las Fuerzas Armadas al proceso democrático que inició en ese año. Explicó que, para el gobierno dominicano, la defensa de la nación va más allá de las fronteras físicas.

“Implica garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos en un contexto global cada vez más complejo. Sin embargo, entendemos que la verdadera fortaleza de una nación radica en el respeto y la protección de los derechos humanos de todas las personas en el marco de una democracia con instituciones sólidas”, puntualizó.

Álvarez agregó que en ese sentido el gobierno enfoca sus esfuerzos en tres pilares fundamentales: transparencia, crecimiento e inclusión, señalando que la transparencia promueve la confianza ciudadana y eficiencia en la inversión pública, el crecimiento económico garantiza oportunidades y bienestar, y la inclusión social asegura una sociedad más justa y comprometida con las instituciones democráticas”.

La embajadora Sarah-Ann Lynch, subjefa Civil del Comando Sur de los Estados Unidos, manifestó la disposición de asociarse con los estados del Caribe para continuar promoviendo la protección de los derechos humanos y el apoyo a las democracias estables.

Expresó que desde dicha entidad se mantiene el interés de ser piedra angular para la protección de los derechos humanos en la región y que eso no se logra de la noche a la mañana, por lo que se necesita de la colaboración de las fuerzas armadas de la región para alcanzar esos objetivos.

Tras reconocer el trabajo realizado para lograr las metas compartidas, manifestó, además, la necesidad de reforzar los valores comunes para la preservación de las instituciones democráticas y que para ello su Oficina de Derechos Humanos está en disposición de seguir colaborando.

Mientras, el director de la EGDDHHyDIH, general Ambiorix Cepeda, ERD; señaló que más de cinco siglos después de que en esta tierra alzara por primera vez la voz en defensa de los indígenas, la República Dominicana sirve de escenario para continuar con la búsqueda de las mejores experiencias para garantizar los derechos humanos en la región.

También resaltó que para la escuela de estudios superiores que dirige es un honor y una gran responsabilidad acoger, por primera vez en el país, un diálogo de carácter regional y que contribuirá a cimentar su misión de formar a civiles y militares en derechos humanos y derecho internacional humanitario.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *