• 5 diciembre, 2023

Mirex reafirma su compromiso con el respeto a los derechos humanos como eje central de la política exterior dominicana

Mirex reafirma su compromiso con el respeto a los derechos humanos como eje central de la política exterior dominicana

Santo Domingo.- En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, que se celebra cada día 10 de diciembre, el Ministerio de Relaciones Exteriores conmemoró esta efeméride con un acto en el que el canciller Roberto Álvarez reafirmó el compromiso de la gestión que encabeza el presidente Luis Abinader con el respeto a la democracia y los derechos fundamentales de las personas, uno de los tres ejes de la política exterior dominicana.

En la actividad, que contó con la colaboración de la representación de las Naciones Unidas en el país y el apoyo de la Alcaldía del Distrito Nacional, el ministro Álvarez aseguró que como muestra de este compromiso, el país cuenta con un Plan Nacional de Derechos Humanos (PNDH) 2018-2024, el cual es una guía integral que aborda derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, “instrumento que orienta nuestra política pública en esa materia y no es solo una expresión de nuestra responsabilidad nacional e internacional, sino también un tributo a aquellos que, como Montesinos, alzaron la voz en busca de justicia”.

El diplomático aprovechó la oportunidad para, nuevamente, destacar como un hito significativo la obtención, por primera vez, de un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para República Dominicana, en el período 2024-2026, por lo que el país se compromete con la promoción, protección y cumplimiento de los derechos humanos, por constituir “un pilar esencial de nuestra política exterior, arraigados en la promoción de valores democráticos y el respeto a los derechos fundamentales a nivel internacional”.

 

El evento, que también sirvió para conmemorar el 75 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Roberto Álvarez agregó que, como nación, “aceptamos con humildad y respeto nuestro papel histórico en la defensa de la dignidad humana, reconocemos la responsabilidad de abordar desafíos contemporáneos, como la desigualdad, discriminación, cambio climático, emergencias de salud, terrorismo, intolerancia y conflictos armados, a los que, comprometidos con la promoción de soluciones pacíficas, nos esforzamos por abogar en espacios multilaterales hacia el desarrollo social y democrático de las comunidades”.

Instó además a la colaboración entre gobiernos, organizaciones no gubernamentales, el sector privado y la comunidad internacional, para fortalecer la eficacia de las soluciones propuestas, como forma de reflejar un compromiso compartido con los principios fundamentales de los derechos humanos. “Al trabajar de la mano, podemos forjar un camino hacia un mundo más equitativo, justo y respetuoso de la dignidad humana,” añadió.

En el acto, celebrado en el monumento Fray Antonio de Montesinos, el coordinador residente de las Naciones Unidas, Mauricio Ramírez Villegas, dijo “hemos visto con beneplácito los esfuerzos del Estado dominicano frente a la programación con enfoque de derechos, una de las piedras angulares de la alianza mundial para la cooperación para el desarrollo y un elemento clave para la materialización de los derechos humanos en cada uno de los Estados Miembros de nuestra organización. Felicitamos al Gobierno dominicano por la definición, durante el primer semestre de este año, de los Indicadores para el Monitoreo de las Políticas Transversales que están incluidos en el Sistema de Monitoreo de la Administración Pública (SISMAP) enfocado hacia la implementación de la Política Transversal de Derechos Humanos, definida en el tercer capítulo de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END), la cual establece la incorporación de políticas transversales en todos los planes, programas, proyectos y políticas públicas a nivel nacional”.

La actividad contó con la presencia del viceministro de Política Exterior Multilateral, Rubén Silié; la directora de Derechos Humanos, Neyra Paulino, y otros funcionarios del Mirex, así como de otras instituciones del Estado; además, representantes de organismos internacionales y del cuerpo diplomático acreditado en el país.