• 2 febrero, 2024

Tim Cook da la bienvenida a las nuevas gafas de realidad virtual de Apple desde Nueva York

Tim Cook da la bienvenida a las nuevas gafas de realidad virtual de Apple desde Nueva York

Dice que las usará para trabajar, ya que “tiene un potencial increíble” y que está deseoso de ver qué hacen los desarrolladores, sobre todo los pequeños independientes.

Nueva York.- El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, abrió este viernes las puertas de su emblemática tienda de la Quinta Avenida de Nueva York para dar la bienvenida a los fanáticos de la compañía que llevaban horas esperando a la intemperie para probar y comprar las Apple Vision Pro, las gafas de realidad virtual (VR) y realidad aumentada (AR) que salieron a la venta en Estados Unidos hoy por 3,499 dólares.

Para la ocasión, la tienda de Apple de la lujosa avenida decoró su entrada, un cubo de cristal en medio de una plaza, con una silueta en neón de las gafas de Vision Pro.

A Heraldo Rosario, un arquitecto dominicano afincado en Nueva York, no le importó que el termómetro marcara 3 grados ni que estuviera lloviendo, él se puso en la cola de la tienda de Apple a las 6:30 de la mañana -una hora y media antes de que abriera y aun así tenía a más de una decena de personas por delante.

«Me siento bien al saber que soy parte del comienzo de algo nuevo», cuenta a EFE Rosario, quien tiene ya varios productos de Apple, como computador y teléfono, pero dice que en esta ocasión se va a conformar con probar las gafas en la tienda.

Kevin Wu, que se puso a la cola a las 7:30 de la mañana, dice que vino más por la experiencia de ir a un lanzamiento de Apple y la posibilidad de llevarse una foto con Cook que por comprarse el producto.

«Estoy deseando probarlo, pero es demasiado caro para mí en este momento. Además, al ser un producto de primera generación, habrá muchos defectos y cosas que (Apple) deberá resolver. Tal vez en dos o tres años tenga uno, pero no ahora», anota el estudiante de 21 años.

Aplausos, cánticos y muchas fotos

Cuando faltaban unos minutos para la apertura de las puertas, todo el equipo de la tienda de Apple salió a animar a la afición con aplausos, y cánticos como: «AVP», por las iniciales del producto.

Los primeros en entrar se hacían una foto con Cook antes de bajar las escaleras de la tienda.

El director ejecutivo estuvo una hora en la tienda hablando y fotografiándose con los usuarios -la gran mayoría hombres- de la compañía de la manzana, así como con youtubers, influencers y hasta el actor Neil Patrick Harris.

Yam Olisker, un youtuber israelí que viajó ‘ex profeso’ a Nueva York para el evento, sí que se compró las gafas de 3.499 dólares, y además, pudo hablar con Cook y le pidió que le firmara la caja.

«(Le pregunté) si de verdad piensa que este es el futuro, si (las gafas) serán el nuevo iPhone y me respondió que sí», agrega.

Unas gafas para trabajar

Olisker dice que lo usará para editar sus vídeos conectándolo a su MacBook, ya que así podrá ver sus línea de tiempo en una pantalla (virtual) de 30 metros.

Apple busca diferenciarse de otras gafas de realidad mixta, como las Quest de Meta -cuyo último modelo cuestan 499 dólares-, señalando que su producto no es solo para jugar a videojuegos, sino también para trabajar.

En tanto, si un usuario de Apple Vision Pro está, por ejemplo, fregando los platos, tiene la opción de ver un Excel o leer un PowerPoint en la pared de la cocina.

«Ahora va a ser todo muy para un público muy de nicho, pero, con el tiempo, esto va a ser un antes y un después», dice Marc Alonso, un trabajador de la empresa española Rossellimac Apple Premium, cuyo director ejecutivo invitó a 21 de sus trabajadores a vivir en directo el lanzamiento en Nueva York.

Alonso se compró las Vision Pro de su bolsillo y bromea que ahora mismo ya valen más porque se las ha firmado Cook.

«(Le pregunté) si de verdad piensa que este es el futuro, si (las gafas) serán el nuevo iPhone y me respondió que sí», agrega.

Unas gafas para trabajar

Olisker dice que lo usará para editar sus vídeos conectándolo a su MacBook, ya que así podrá ver sus línea de tiempo en una pantalla (virtual) de 30 metros.

Apple busca diferenciarse de otras gafas de realidad mixta, como las Quest de Meta -cuyo último modelo cuestan 499 dólares-, señalando que su producto no es solo para jugar a videojuegos, sino también para trabajar.

En tanto, si un usuario de Apple Vision Pro está, por ejemplo, fregando los platos, tiene la opción de ver un Excel o leer un PowerPoint en la pared de la cocina.

«Ahora va a ser todo muy para un público muy de nicho, pero, con el tiempo, esto va a ser un antes y un después», dice Marc Alonso, un trabajador de la empresa española Rossellimac Apple Premium, cuyo director ejecutivo invitó a 21 de sus trabajadores a vivir en directo el lanzamiento en Nueva York.

Alonso se compró las Vision Pro de su bolsillo y bromea que ahora mismo ya valen más porque se las ha firmado Cook.