• 18 agosto, 2023

Un llamado a la acción ciudadana

Un llamado a la acción ciudadana

Dr. Isaías Ramos

Hace 160 años, un grupo de intrépidos dominicanos se alzó con el

Grito de Capotillo, un acto valiente y decidido para rescatar la patria

de manos de traidores. Hoy, en medio de una crisis que nos asedia

desde hace décadas, nos encontramos nuevamente en una

encrucijada sin vislumbrar un camino hacia la esperanza.

La clase política, en su búsqueda de poder y riqueza, ha sumido al

país en un mar de injusticias, desigualdad y desorden, creando un

estado corrupto e inhumano que nos afecta en todos los rincones

de la nación. Esta situación no es desconocida para el pueblo

dominicano, que cada día se enfrenta a la eterna miseria que le

brinda el sistema político, económico y social actual.

El espíritu de desesperanza pareciera en muchas ocasiones ser

esparcido por todo el territorio nacional. La clase política dominante

ha premiado a una casta de privilegiados y les ha entregado

nuestras riquezas naturales y económicas, llevando a la miseria de

manera inmisericorde a la mayoría de la población. El pueblo añora

un proyecto de patria que nos represente y nos devuelva la

dignidad y el orden que merecemos.

Sin embargo, son tantas las veces que ha sido engañado y

manipulado que la indiferencia hoy gana una elección. La

restauración de la credibilidad del estado y la confianza de los

ciudadanos deben ser impostergables para lograr la transformación

política, económica y social que amerita la nación y así no perezca

la patria.

Medidas enérgicas y radicales de transparencia, racionalización y

La profesionalización de la función pública son imperativos. Además,

debemos abrazar una obsesión nacional por la educación y la

disciplina, sentando así las bases para un futuro próspero y justo.

Un sistema de salud eficiente y universal, basado en la prevención

y el trato digno, es una piedra angular para la transformación.

Asimismo, el desarrollo del sector financiero, enfocado en la

producción y la estabilidad del país, es un paso vital hacia una

economía que sirva al capital humano y no a intereses particulares.

Nuestro camino hacia la patria soñada también implica un

Compromiso con la sostenibilidad. Un sistema energético confiable,

competitivo y respetuoso con el medio ambiente, basado en

fuentes renovables, es un paso audaz pero necesario para

asegurar un futuro próspero y sostenible.

La visión que se nos presenta en el Frente Cívico y Social es un

llamado a la acción ciudadana. Es tiempo de restaurar la

esperanza y abrazar un nuevo amanecer. Soñamos y visualizamos

un país donde los niños jueguen seguros, donde la educación y el

trabajo sean garantizados, y donde los ancianos sean respetados y

atendidos con dignidad.

La seguridad en nuestras calles y la posibilidad de un futuro mejor

sin la necesidad de emigrar son derechos que merecemos. En el

FCS estamos convencidos de que este es el momento de actuar.

Un llamado a todos los dominicanos, unidos en la búsqueda de un

país basado en principios y valores. Tenemos la oportunidad de

construir la patria que nuestros libertadores soñaron.

Unámonos para cambiar el desorden por el orden, la injusticia por

la justicia y la desigualdad por igualdad de oportunidades. La tarea

es grande, pero la causa es noble y urgente. Juntos, como

ciudadanos comprometidos, podemos salvar nuestra patria y forjar

un futuro mejor para todos.

¡Despierta, RD!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *