• 5 junio, 2023

Varias comunidades incomunicadas por lluvias en varias provincias de la región Sur

Varias comunidades incomunicadas por lluvias en varias provincias de la región Sur

Santo Domingo.-Numerosos casos de inundaciones urbanas, rurales, crecidas de los ríos y deslizamientos de tierra se produjeron durante el fin de semana producto de una vaguada que provocó incluso que varias localidades quedaron incomunicadas.
Estas correspondían a provincias del suroeste, el noroeste, Cordillera Central y la zona fronteriza del país, como son Independencia, Azua, Barahona, Bahoruco, San Juan, San José de Ocoa, Valverde y otras.
De acuerdo con el reporte preliminar del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), se reportan daños a decenas de familias, carreteras, sistema eléctrico, agricultura y la distribución de agua potable.
Por esta razón el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, visitó ayer , junto a una comisión enviada por el presidente Luís Abinader, comunidades de Azua, Neiba y Jimaní, afectadas por las lluvias de los dos últimos días.
En el recorrido, iniciado por el municipio de Padre Las Casas, lograron evaluar los daños provocados por la crecida del Río Las Cuevas, en Guayabal, dejando incomunicadas las comunidades de El Recodo, Las Guamas, Las Avispas y Las Cuevas.
Indicó que estas soluciones no serían momentáneas, sino a largo plazo, por lo que resaltó la importancia de trabajar de forma articulada con el Ministerio de Obras Públicas (MOPC) y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.
Además, se produjo un deslizamiento de tierra en la carretera Barahona-Azua, que fue despejado por una brigada del MOPC. A esto se suma el derrumbamiento de tierra en la entrada del sector La Yaya, donde se movilizó personal técnico y equipos desde San Juan, para iniciar el proceso de recuperación.
En Azua la crecida de ríos y cañadas afectó el puente y la alcantarilla sobre la cañada El Higüero, en el casco urbano, donde toneladas de escombros y sedimentos impedían el paso.
Por su lado, en el municipio de Jimaní, la crecida del río Blanco o Soliette, generó inundaciones urbanas en los sectores Villa Solidaridad, La Ku y el Militar, y daños a la agricultura, familiar que conversaron con el ministro Paliza le indicaron que desde el 2004 este río no había presentado una crecida como la de estos días.
También hubo deslizamiento de tierra en la comunidad del Limón, Jimaní, y se necesita retrocabadora.
En el municipio de Tamayo la Defensa Civil informó que debido a las fuertes lluvias 28 familias fueron afectadas, de las cuales tres perdieron sus pertenencias.
Valverde
En Mao fueron arrastrados por las fuertes aguas el puente alcantarilla de Los Chivos y el puente sobre la cañada de Bulín presenta grave erosión cerca de sus aproches. Ambos están en proceso de evaluación para posterior reconstrucción.
En esta zona del país, la comunidad de Arroyo Grande ayer estaba incomunicada por las fuertes lluvias, pero mientras el río seguía golpeando la carretera. Hasta que no bajaran las aguas no se podía habilitar el paso.
Asimismo, se produjeron inundaciones urbanas en calles del municipio cabecera, así como en Juan de Herrera y en la salida hacia Hondo Valle y El Cercado.
Paliza expresó que “la naturaleza nos está llamando la atención, porque nos estamos moviendo de grandes sequías a inundaciones,.
Manifestó que en el mundo está marcando grandes variaciones ambientales y los fenómenos se van a sentir cada vez más como consecuencia del cambio climático
El Ministerio de Obras Públicas intervino con equipos livianos y pesados parte de las comunidades afectadas por las inundaciones en las provincias del sur.
Desde ayer en la mañana diversas brigadas realizan labores en los lugares donde han disminuido las lluvias, habilitando la circulación vehicular por carreteras y caminos vecinales que desde el sábado incomunicaron comunidades.
Las inundaciones ocurridas debido a las fuertes lluvias registradas durante el fin de semana constituyen un caldo de cultivo para la propagación de enfermedades infecciosas.
Esto llevó a que el pasado sábado el Ministerio de Salud Pública emitiera alerta epidemiológica ante el riesgo de aumento de enfermedades para provincias afectadas por las lluvias.
Cuando suceden estas inundaciones se arrastran aguas contaminadas que ocasionan lesiones infecciosas en la piel, tétanos, leptospirosis, enfermedades transmitidas por vectores como el dengue y problemas gastrointestinales, como el cólera.
La situación es más preocupante tomando en consideración que muchas de las crecidas de ríos y deslizamientos de tierra ocurrieron en zonas cercanas a la frontera con Haití (en esa parte de la isla también sucedieron inundaciones), donde sigue habiendo casos del cólera.
Y es que, aunque la situación de esa enfermedad feco oral esté controlada en República Dominicana, las recientes inundaciones en las provincias fronterizas podrían activar el surgimiento de casos del cólera en esas localidades.
Debido a la incidencia de una vaguada en los niveles altos de la troposfera, las precipitaciones continuarán de acuerdo al informe de la Oficina Nacional de Meteorología, por lo que el COE mantiene 21 provincias en alerta. En roja siguen Independencia y Azua, mientras que en amarilla están San Juan, Pedernales, Bahoruco, Barahona, Elías Piña, Montecristi, Valverde, Santiago, entre otras.
Corresponden a los sectores Arroyo Higüero, Lima, Las Monjas, Buena Vista y San Miguel.
Según Osiris de León, el cambio climático está provocando que a veces en zonas húmedas no llueva y en las secas llueva de manera diluvial, como ocurrió el viernes en Padre las Casas donde se registraron 287 milímetros de agua.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *